Perspectiva actual del sector hotelero Abril 2020

  • 30 April, 2020

    I. SITUACIÓN ACTUAL

    La incertidumbre derivada del Covid-19 está provocando que sea muy difícil atisbar un horizonte relativamente estable para trabajar en escenarios fiables hasta que llegue el gran descubrimiento de la vacuna. La realidad actual es que el Covid-19 ha marcado un punto de inflexión, un antes y un después, en el que tanto mercados emisores como receptores se encuentran afectados y salvo excepciones, los gobiernos no responden ni planifican con criterios eficientes y eficaces ante ésta crisis,  cuestionándonos; ¿cómo será el levantamiento del confinamiento? ¿cómo serán las futuras restricciones en el movimiento de las personas? ¿cómo se restablecerá el tráfico aéreo? ¿cómo se realizarán las aperturas de hoteles, restaurantes, bares y cafeterías? 

    Lo que sí sabemos es que la demanda turística internacional desde hace 25 años (ver gráfico 1), tanto en llegadas de turistas como en ingresos por turismo, ha experimentado un crecimiento significativo, salvo en tres momentos puntuales: a) ataques terroristas 11 de septiembre del 2001, b) SARS crisis sanitaria del 2003 y c) crisis económica del 2008. Analizando cada periodo (ver artículo publicado en Smart Travel News https://bit.ly/2Y1FLaJ) se pudiera establecer un periodo  medio de recuperación del sector turístico en un periodo entre 18 a 24 meses.

     

                                              

                                    Gráfico 1:  Número de llegadas de turistas internacionales. Fuente: OMT

     

    Ágiles respuestas y coordinación entre los diferentes gobiernos a nivel internacional con la participación de consejos de expertos turísticos es lo que se precisa ahora. Organismos internacionales como WTTC (World Travel & Tourism Council), que defienden los intereses del sector turístico, instan a los Ministerios de Turismo del G20 a que actúen de manera coordinada en tomar medidas para la recuperación del sector, ya que cuanto más tiempo se tarde respecto a la apertura del sector turístico, el deterioro del mismo como el de los sectores que dependen de éste será irreversible, con pérdidas estimadas a nivel internacional de $ 2,1 Trillones y a nivel nacional de € 124 mil millones y aproximadamente 3 millones de desempleados.

     

    II. ¿QUÉ MEDIDAS SE PROPONEN?

    Sector Público

    En diferentes medios se ha afirmado que habrá fases de movilidad LOCAL - NACIONAL – INTERNACIONAL previo al descubrimiento de la vacuna contra el Covid-19, una de las muchas propuestas por parte de expertos en la materia para que el libre movimiento de personas se produzca con unas mínimas garantías de seguridad y salud cuando se viaja es que se establezcan protocolos de salud y seguridad con carácter de norma y de ámbito internacional para que se cumpla:

    - Tests masivos (tests al coger  vuelo de ida, tests al llegar al hotel, tests al finalizar una actividad turística y tests al coger vuelo de regreso)

    - Emisión de pasaporte digital sanitario.

    La complejidad y reto del asunto es que haya un "quorum político internacional" en implantar mecanismos unificados y estandarizados en todos los países permitiendo que se palien los efectos devastadores de una obligada "hibernación" del sector.

    Habiéndose apreciado grandes diferencias en momentos críticos durante la crisis del Covid-19 entre Europa del Norte y Europa del Sur, la expectativa será si la UE actúa con determinación y los estados miembros muestran capacidad de consenso en diseñar un proceso que permita el movimiento de personas detectando rápidamente quién presenta síntomas a la vez que se despliega las medidas oportunas para su tratamiento y aislamiento. Todo ello contribuiría a que destinos dependientes del transporte aéreo como Baleares y Canarias, pudieran ir recuperándose paulatinamente.

    Sector Privado

    Como pieza fundamental en cuanto a generar confianza a los clientes se encuentran las cadenas hoteleras, hoteles independientes, hostales, apartamentos turísticos, resorts, hostales y bed and breakfast entre otros, ya que se valorarán aspectos como:

    - Implantación de planes de seguridad, salud e higiene. Mamparas, separadores, dispensador automático de gel desinfectante en zonas comunes,  incorporación de nuevos amenities como geles desinfectantes, mascarillas y guantes y máquinas de ozono en habitaciones entre otros.

    - Implantación de planes logísticos y operativos. Puesta en marcha de sistemas de turnos que den acceso a un número limitado de clientes al restaurante incrementando la distancia mínima de seguridad aumentando el consumo de metros cuadrados por comensal, mejora en los procesos de entrega del servicio de room service, check-in de grupos, etc. 

    - Certificaciones del tipo "Covid-19 Free" o similares que aseguren que el establecimiento es seguro.

    - Espacios habilitados para la realización de tests manteniendo la privacidad del cliente. 

     

    III. IMPACTO COVID-19 EN INVERSIÓN HOTELERA

    Debido a la caída de ocupación a niveles por debajo del 10% y 5% y la hibernación del sector turístico, los flujos de caja tenderán a cero por lo que la valoración de activos experimentará ajustes. El ritmo de análisis de activos y potenciales oportunidades se ralentizará y en función de la naturaleza del activo si es vacacional  o urbano así como su localización experimentará un mayor o menor ajuste en términos de valoración. 

    Los inversores actualmente están en una situación de "WAIT AND SEE" esperando a ver qué posiciones toman los gobiernos respecto a la posible re-apertura del sector turístico, cómo evoluciona la demanda turística y el tráfico aéreo internacional, con especial interés en destinos como Baleares y Canarias altamente dependientes del medio de transporte aéreo. Según IATA y en el escenario actual, las restricciones severas de los viajes aéreos tendrán una duración de tres meses, comenzando a recuperarse a finales de año.

     

    IV. CONCLUSIONES

    - El sector turístico ha demostrado su fortaleza en tiempos de crisis estableciéndose un periodo medio de recuperación de 18 a 24 meses.

    - A fecha de abril de 2020 los niveles de incertidumbre son elevados por lo que deberá transcurrir un periodo de tres a cuatro meses para ver el alcance real de la situación y dar tiempo a posibles respuestas coordinadas de ámbito internacional.

    - El sector hotelero experimentará un aumento de OPEX  (gastos operacionales) debido a la implantación de medidas de seguridad y prevención que protegen a clientes y empleados.

    - La reducción del número de plazas en los vuelos para garantizar distancias mínimas de impactará en los costes de las compañías aéreas influyendo en un incremento del precio final afectando a las tarifas package (avión + hotel).

    - La disminución de la demanda y de la renta disponible tendrá como consecuencia una reducción de tarifas en el sector hotelero cobrando mayor importancia el desarrollo de planes de optimización de costes.

    - El incremento de demanda de mayores espacios como medida preventiva ante posibles contagios, supondrá un consumo mayor de metros cuadrados por asistente a ferias, congresos, eventos y  convenciones.

     

    CONTACTE CON:

    David Vime
    Managing Director Maestros Hoteleros®
    dvime@maestroshoteleros.com

¿Construímos juntos?

Contáctenos

This site uses cookies. By continuing to browse the site you are agreeing to our use of cookies. Maestros Hoteleros® takes the privacy of your information seriously. To understand how and why Maestros Hoteleros® uses, manages and protects personal information, please click here to review our updated privacy policy.